Búsqueda personalizada

 

La primera página de Internet con sabor a frutos del bosque: por favor, lama aquí
* * * * * * * * * CINE BRAILLE * * * * * * * * *
* * * * * 2017 Año II de la Revolución de la Alegría * * * * *

* * * * * * * * * * LAS RECOMENDADAS DEL ARCHIVO DE CINE BRAILLE - JUNIO DE 2017 * * * * * ** * * *
EN UN CÍRCULO DE ESTRELLAS MOMENTÁNEAS (Febrero de 2016)

800 BALAS (Agosto de 2010)

LAS ISLAS MISTERIOSAS (Noviembre de 2005) EL HORÓSCOPO DEL PROFESOR SPINETTA (Julio de 2014)
* * * * * * * * * * * * PERO ¿QUIÉNES SOMOS LOS QUE HACEMOS CINE BRAILLE? * * * * * * * * * * * *

ELECCIONES 2015: CÓMO SERÁ LA CAÑADA QUE EL CHANCHO LA CRUZA AL TROTE

Si en la red se nos infligen todos los días análisis de lo más disparatados, no veo por qué yo debería abstenerme de aventurar estos apuntes acerca de las elecciones del pasado domingo 25 de octubre, que van de lo temerario a lo meramente obvio, sin hacer escala nunca en lo sustancioso. Los agrupé en dos aspectos: los que miran hacia lo que pasó el 25 y los que miran hacia lo que puede venir. Recuerden que, como diría el célebre filósofo Tu Sam, puede fallar.

MIRANDO HACIA ATRAS

Daniel Scioli cosechó en dos domingos de este año lo que sembró en ocho años: fue un flojo gobernador de la provincia de Buenos Aires, que no por casualidad fue su talón de Aquiles el pasado 25.

Ahora bien: si a Scioli le pesó en contra el estado ruinoso de la educación y la salud en la provincia ¿la salida es el macrismo? ¿En serio? ¿En serio el voto para acabar con la corrupción es el voto a Macri?

Cabe reconocer los méritos de dos personas que fueron defenestradas todo el año, y no solamente por sus adversarios: Ernesto Sanz y Jaime Durán Barba. Sin ellos, no hubiera sido posible la gran campaña de Mauricio Macri.

Doce años en el poder desgastan a cualquiera. Los errores se acumulan, en especial si los equipos se renuevan poco y son doce años de las mismas caras.

El voto del interior de la provincia de Buenos Aires es todo un juicio acerca de la política agropecuaria. Fuera del relativo avance que representó la gestión de Julián Domínguez, queda claro que el kirchnerismo siempre tuvo una imagen muy sesgada de una de las actividades económicas fundamentales, nada menos.

Cierto, los trabajadores enmarcados en paritarias siempre se las arreglaron para ganarle a la inflación. Pero el error capital del kirchnerismo en este terreno fue olvidarse de que las paritarias no cubrían ni a los empleados en negro ni, mucho menos, a los monotributistas. Trabajadores que, además, viven sometidos a la competencia propia del capitalismo cada minuto de sus vidas, y que por ende tienden a desconfiar de un estado de bienestar que les pasa de largo.

Cuando sepamos la verdad acerca del caso La Morsa, va a ser tarde: el daño a la imagen de Aníbal Fernández ya está hecho, y es terminal. Aunque cabe aclarar que seguramente no fue el único factor: tal vez no se le perdonó tampoco su suficiencia, fácil de interpretar como soberbia.

Sergio Massa cumplió sus objetivos: presentarse a la sociedad como una alternativa muy válida para 2019, servir al Círculo Rojo de garante de que habría un balotaje.

Para tanto que se agitó la bandera del municipalismo y el primer mostrador del Estado: el Frente Renovador perdió 1 de cada 3 de sus intendencias en la provincia de Buenos Aires.

Papelón K en Santa Cruz: Alicia ganó la gobernación gracias a la ley de lemas, y Máximo salió segundo. Todo un juicio del pago chico.

Rodeado de antikirchneristas furiosos, que ya estaban en contra a los cinco minutos de asumir Néstor en 2003, reconozco no haber sido capaz de percibir el crecimiento de la antipatía colectiva hacia el kirchnerismo en estos últimos años. Y esto es un indicador de hacia dónde deberá ir Scioli si quiere ganar. O sea que tal vez podamos salvarnos de Macri, pero no sé si lo que pudiera venir en su lugar nos va a entusiasmar mucho. El kirchnerismo tal como lo conocemos va a cambiar mucho, o desaparecerá.

 

MIRANDO HACIA EL FUTURO

La elección del 22 de noviembre está absolutamente abierta, aunque es claro que Macri arranca mejor, sólo por la inercia de la remontada.

Es probable que muchos de los que bardeaban a Scioli en las semanas previas lo hacían pensando que de todas maneras ganaba. Ahora ¿mantendrán esa actitud ahora que es posible una victoria de Macri?

Si ganara Scioli, el futuro no sería tan diferente de lo que hubiera sido si hubiera vencido en primera vuelta, con dos salvedades importantes: que la provincia de Buenos Aires estará gobernada por opositores, y que en el poskirchnerismo pesará bastante más el prefijo.

Si ganara Macri, entramos en una zona para la cual no hay mapas, obviamente la más interesante para especular. Macri tendría en contra a las dos Cámaras del Congreso, a la mayoría de las gobernaciones y casi seguramente a una CGT reunificada. Ante la situación planteada ¿veríamos una reaparición de la Banelco? ¿Tomaría para sí el Grupo Clarín la tarea de disciplinar a su modo a los congresistas díscolos? ¿Recurriría Macri a los Decretos de Necesidad y Urgencia en forma masiva? Va a ser divertido ver cómo se invierten las posiciones al respecto.

¿Cuál sería la relación del macrismo con sus aliados de la UCR y la Coalición Cívica? ¿Se imaginan a Elisa Carrió en este escenario?

Bien podría suceder que la trinchera parlamentaria sirviera para disuadir a Macri de ir a fondo con las ideas de sus gurkas como Broda o Espert. (El video entero acá). Si las circunstancias lo llevaran a encarar un ajuste moderado, tal vez no haya tanto que temer por ese lado.

El ex presidente del directorio de Shell, Aranguren, a cargo de YPF; Melconián, Broda, Sturzenegger, Prat Gay y Espert a cargo de negociar con fondos buitres a los cuales Macri quiso pagarles todo sin chistar hace un año. ¿Se entiende lo importante que sería la trinchera parlamentaria?

Nadie aprende en cabeza ajena, escribe Augusto Roa Bastos en Yo el Supremo: tal vez los menores de treinta años necesitan pasar por una experiencia de gobierno de los Ellos para entender qué es lo que tanto tememos. La experiencia hay que pagarla. Y hay que mantener viva la memoria, aunque nadie escuche nunca y sólo entienda que el fuego quema cuando toque la llama

Es probable que algunas de las primeras medidas tengan que ver con corregir las barrabasadas más obvias del kircherismo, como el INDEK o la falta de billetes de denominación mayor a 100, con lo cual podría empezar sumando puntos sin apenas pagar costos. Ahora ¿qué necesidad había de empecinarse con estas cuestiones tan menores, Cristina?

¿El perfil de Cristina? Sospecho que bajo al comienzo, después de este inesperado resultado, y habrá que ver qué juicio tendrá el peronismo de su responsabilidad en los resultados de los comicios. El caso Hotesur pende sobre su cabeza: es la única denuncia contra ella que parece tener fundamento. Viendo lo que pasa también en Brasil con las investigaciones judiciales sobre media clase política y medio PT, me surge una conclusión: qué envidia el Frente Amplio del Uruguay, qué envidia un líder tan progresista como incorruptible como el Pepe Mujica

Puede ser muy divertido ver cómo los tuitstars de la derecha cool bancan en las malas, que siempre existen para cualquier gobierno. O cómo responden cuando el azar de un episodio de inseguridad o un evento climático catastrófico se vuelva, como siempre, en contra del gobierno de turno. Que en este escenario sería otro.

También sería entretenido ver cómo los sicarios mediáticos como Lanata o Clarín se las arreglan para llevar a cabo la incomodísima tarea inversa de defender al gobernante. Con De La Rúa les salió pésimo, vale recordar.

Si los dolores del ajuste se vuelven poco tolerables, el macrismo y sus medios aliados seguramente tratarán de tener siempre siempre a mano a un kirchnerista de pro para arrojarlo a los leones de ese otro aliado invisibilizado, el Poder Judicial. El problema con este recurso es que se agotará después de los primeros diez - doce meses.

¿Qué pienso que hará Massa? Me cuesta creer que se lo acepte de buen grado de regreso en el peronismo, pero tal vez intente aliarse con algunos gobernadores afines como Urtubey o Verna para copar al partido y cerrar la tenaza sobre la aventura K. Un regreso al bipartidismo al pedo ése que tienen en varios países, donde da lo mismo quien gane, porque la política ya está decidida de antemano.

Digno de verse: cómo reaccionaría la juventud K al nuevo desafío de tener que hacer política desde la oposición, cómo reaccionarán los menores de 30 años ante el primer ajuste en serio en sus vidas, Otro caso de experiencias por las cuales hay que pasar.

¿Cuánto puede tardar alguien que vive de un sueldo o de venderle a los que viven de un sueldo de arrepentirse de haber votado a Macri?

Tuve un sueño: una mañana de enero de 2016, Macri y su ministro Sanz inaugurando un monumento a ese gran patriota y ciudadano ejemplar que fue Alberto Nisman.

 

Volver al inicio

¿Hay algo que quieras decirnos al respecto de esta página? Clic aquí.