Búsqueda personalizada

 

La primera página de Internet con sabor a frutos del bosque: por favor, lama aquí
* * * * * * * * * CINE BRAILLE * * * * * * * * *
* * * * * 2017 Año II de la Revolución de la Alegría * * * * *

* * * * * * * * * * LAS RECOMENDADAS DEL ARCHIVO DE CINE BRAILLE - ENERO DE 2017 * * * * * ** * * *
ME GUSTA ESE TAJO, O EL ROCK DE LA BANQUINA MORDIDA (Agosto de 2016)

BLUES DEL LEVANTE (Julio de 2007)

 

LO QUE NOS OCUPA ES LA ESTUPIDEZ, ESA PRIMA SEGUNDA QUE REGULA EL MUNDO (Noviembre de 2008) EL AUTOR COMO CBU (Junio de 2016)
* * * * * * * * * * * * PERO ¿QUIÉNES SOMOS LOS QUE HACEMOS CINE BRAILLE? * * * * * * * * * * * *

BLUES DEL LEVANTE

Diálogo en un cóctel. En el fondo, se oye gente charlando animadamente y suena música ambient.

EL (en tren conquistador): Veo por la imagen del Indio estampada en tu vestido de noche que te gustan Los Redonditos de Ricota. ¿Me equivoco?

ELLA (irónica): Muy agudo lo suyo.

EL: Quién pudiera ser pibe de un astillero para lustrar tu bello fuselaje.

ELLA (riéndose): Andá...

EL: ¿A qué te dedicás?

ELLA: Organizo eventos a beneficio. El último fue un pete solidario a beneficio de Cáritas.

EL: ¿Pete solidario?

ELLA: Sí, salió muy bien. Lo importante es tener una buena agenda. Imaginate: estaban Nicole Neumann, Pamela David, Lita de Lazzari, Ricardo Iorio, Blumberg, Natalia Oreiro, Marley...

EL: ¿Cómo estuvo?

ELLA: De rechupete.

EL: ¿Querés media pizza de melón?

ELLA: No, nunca podría comerme media pizza.

EL: ¿Cuánto te sirvo?

ELLA: Eh... cuatro porciones.

EL: Las ostras están deliciosas. ¿Las probaste?

ELLA: Sí, gracias. Especialmente el matambre de ostra: un manjar

EL: Totalmente de acuerdo. Te recomiendo un Riesling alemán que sirven en aquella mesa.

ELLA: Y yo la champaña chilena.

EL: Perdón, no me presenté. Mi nombre es Bond, Supra Bond, pero todos me dicen Andrés.

ELLA: Y el mío es Tilde, Ma Tilde, pero todos me dicen que mis pechos no tienen nombre.

EL: Doy fe, por cierto. ¿Te gusta el cine?

ELLA: ¿Cuál, por ejemplo?

EL: El Ambassador de Mar del Plata.

ELLA: Me encanta.

EL: Almas gemelas. ¿Sabés? Acabo de renovar la decoración de mi cuarto, y necesito una rubia de ojos celestes para que haga juego. ¿Querés venir a mi casa?

ELLA: Y yo necesito un pene morado y sangrante para que haga juego con mi insaciable voracidad vaginal. ¿Viniste en tu coche?

EL: Vivo aquí al lado.

ELLA: ¿En cuál edificio?

EL: En el baldío. Soy un homeless. ¿Tenés fuego?

ELLA: Sí, pero no del que enciende cigarrillos...

EL: No way. Yo no fumo.

ELLA: ¿Y entonces para qué me pedís fuego?

EL: Entonces fumaba. Pero acabo de jurar que si tengo sexo con vos dejo de fumar, de beber y de ir a la cancha de Chicago cada vez que somos locales.

ELLA: ¿Todo eso harías por una revolcada conmigo?

EL: ¿Estás segura que va a ser una sola?

ELLA: Señor Supra Bond, le informo que siempre elegí hombres que me cumplieron, sexualmente hablando. Nunca fui mal cogida.

EL (pícaro): ¿Querés probar?

ELLA (riendo): Muy gracioso. Espero que las risas no continúen en la cama...

EL: No tengo cama.

ELLA: ¿La ponemos en el suelo? Entonces yo voy arriba.

EL: Muy arriba. Vas a terminar tocando el cielo con las manos.

ELLA: No tengo manos. Son prótesis.

EL: ¡No sabés cómo me calientan las lisiadas!

ELLA: No perdamos más tiempo. Eso sí, dejame advertirle algo a nuestros lectores: chicos, no intenten esto en sus casas.

Volver al inicio

¿Hay algo que quieras decirnos al respecto de esta página? Clic aquí.